19.12.2014 06:20 (GMT -3)

Buscar

Salud - 21 de enero

Modificaron el calendario de vacunación

El Ministerio de Salud fijó intervalos de edad para la vacunación cuádruple/quíntuple y la vacuna antipoliomelítica oral (OPV) y amplió la franja etaria para la administración de los refuerzos. Por otra parte recomendó la aplicación de una única dosis de refuerzo contra la fiebre amarilla.

El Ministerio de Salud, por Resolución 51/2014 publicada hoy en el Boletín Oficial, modificó el Calendario Nacional de Vacunación en cuanto a la inmunización con las vacunas cuádruple/quíntuple (primer refuerzo) y OPV (cuarto refuerzo) entre los 15 y 18 meses de vida, para todos los habitantes del país.

En tal sentido considera indistinto que, habiendo cumplido el esquema básico con vacuna quíntuple durante el primer año de vida, se realice el refuerzo correspondiente a este rango etario con vacuna cuádruple o quíntuple.

En los casos de personas con esquemas incompletos se procederá a completar los mismos.

La resolución lleva la firma del ministro de Salud, Juan L. Manzur.

En los considerandos explica que el Fondo Rotatorio Internacional ha informado la interrupción de la provisión de vacuna cuádruple bacteriana celular (DTPw- Hib), a partir del año 2014 ya que se ha discontinuado su elaboración.

Agrega que algunas jurisdicciones aún poseen disponibilidad de dosis de vacuna DTPw- Hib en sus vacunatorios para continuar con la administración de esta vacuna hasta finalizar el stock.

Destaca que dada la baja reactogenicidad del componente de hepatitis B, los beneficios de usar esta presentación combinada superan los riesgos por eventuales dosis extra de este antígeno y se minimizan las oportunidades perdidas de vacunación.

Señala que en función de recibir el refuerzo correspondiente a los componentes difteria, tétanos, pertussis y Haemophilus influenzae tipo B, puede administrarse en forma indistinta vacuna cuádruple o quíntuple (DTPw- Hib- HB).

Precisa que los 18 meses de vida representa el grupo etario con mayor dificultad para lograr altas tasas de coberturas de vacunación en la edad pediátrica, en Argentina.

Los controles pediátricos ya consensuados y establecidos en el país, en niños entre 12 y 24 meses, se realizan sistemáticamente con una frecuencia trimestral, considerándose oportuno fortalecer los 15 y 18 meses como edades clave para la captación y vacunación de la población objetivo.

Destaca que ampliar la franja etaria para la administración de los refuerzos correspondientes a las vacunas cuádruple/quíntuple y vacuna antipoliomielítica oral (OPV) permitiría disponer de mayor número de oportunidades para la captación de la población objetivo para su vacunación, pudiendo favorecerse la obtención de mejores tasas de coberturas.

Agrega que utilizar intervalos de edad genera más oportunidades de vacunación contribuyendo a disminuir las oportunidades perdidas.

Con el consenso de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (CoNaIn), el Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles (ProNaCEI), la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia y las Sociedades Científicas (Sociedad Argentina de Pediatría, Sociedad Argentina de Infectología Pediátrica y Sociedad Argentina de Infectología) se propuso reformular en Calendario Nacional de Vacunación incorporando el intervalo de vacunación que contempla 15 a 18 meses de vida en reemplazo de la vacunación actual de los 18 meses.

Dice que generar un intervalo entre los 15 y los 18 meses para la vacunación ofrece la posibilidad de disponer de una nueva edad factible de utilizarse ante nuevas vacunas que pudieran incorporarse al Calendario.

Asimismo contar con un nuevo grupo etario de vacunación permitiría a futuro minimizar el número de aplicaciones correspondientes a vacunas inyectables en una misma consulta, generando un Calendario Nacional de Vacunación que favorezca la adherencia tanto de la familia como del personal de salud.

Revacunación contra la fiebre amarilla

El Ministerio de Salud, por Resolución 53/2014 publicada hoy en el Boletín Oficial,  modificó la indicación de revacunación cada diez años contra la fiebre amarilla en el Calendario Nacional de vacunación y recomiéndese la aplicación de una única dosis de refuerzo a los 11 años de edad.

Asimismo se modifica la fecha de la primo vacunación contra la fiebre amarilla, desplazándola a  los 18 meses de vida.

La resolución lleva la firma del ministro de Salud, Juan L. Manzur.

En los considerandos expresa que la fiebre amarilla es una enfermedad que puede constituir una emergencia de salud pública de importancia internacional.

Advierte que existe riesgo de expansión de la fiebre amarilla a zonas urbanas, según la distribución de los posibles vectores.

Agrega que la Organización Mundial de la Salud se expidió el 5 de julio de 2013, a través del Grupo de Expertos en Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización (SAGE), acerca de la falta de necesidad de la aplicación de dosis de refuerzo de la vacuna contra la fiebre amarilla en forma sistemática cada 10 años en virtud de la evidencia científica disponible acerca de la duración de la inmunidad después de la administración de una única dosis.

En esa oportunidad, la OMS se pronunció a través del SAGE acerca de una posible menor inmunogenicidad de la vacuna contra la fiebre amarilla en la población de niños menores de 2 años de edad.

Señala que el Reglamento Sanitario Internacional en cuanto a la exigencia de la revacunación cada 10 años de viajeros provenientes de países considerados endémicos, entre los que se encuentra la Argentina está en plena vigencia.

Recuerda que el Calendario Nacional de Vacunación de la Argentina incluye actualmente la vacuna contra fiebre amarilla a los 12 meses de edad, en determinados departamentos de riesgo de las provincias de Misiones, Corrientes, Chaco, Formosa, Salta y Jujuy.

La administración a los 12 meses de vida coincide con la aplicación de la vacuna triple viral, habiéndose descripto posible interferencia en la respuesta inmune con los componentes contra la parotiditis y la rubéola.

La administración simultánea de múltiples vacunas de aplicación inyectable a los 12 meses de vida genera el riesgo de influir negativamente en las tasas de cobertura y favorecer las oportunidades perdidas de vacunación.

La edad de 11 años es una etapa de la vida en la que se aplican vacunas del Calendario Nacional de Vacunación, contándose con capacidad instalada para lograr buenas coberturas de vacunación.

Dice además que la epidemiología de la fiebre amarilla en la Argentina permite diferir la administración de la vacuna contra fiebre amarilla.

Dice finalmente que la propuesta de modificar la pauta de vacunación contra la fiebre amarilla surgió con el consenso de la Comisión Nacional de Inmunizaciones (Conain) y el Programa Nacional de Control de Enfermedades Inmunoprevenibles.

 

 

Fotos

Vacunación via oral
COPYRIGHT © 2011
Secretaría de Comunicación Pública