23.10.2014 16:18 (GMT -3)

Buscar

Economía - 02 de febrero del 2013

Economía respondió al FMI

El Ministerio de Economía afirmó esta noche que la decisión tomada por el Fondo Monetario Internacional (FMI) contra Argentina tiene un objetivo "ejemplificador" y pone de manifiesto "un ejemplo de trato desigual y de doble estándar de este organismo en su relación con ciertos países miembros".

 

Frente a esta decisión, el Gobierno argentino pidió la concreción de "una reunión extraordinaria de la Junta de Gobernadores del FMI, que examine la política del organismo hacia nuestro país y su actuación en el origen de la crisis económica y financiera mundial", señaló esta noche la cartera que conduce Hernán Lorenzino a través de un comunicado de prensa. 
 
El parte recuerda que "curiosamente, Argentina es el mismo país que durante la década del 90 el FMI -convertibilidad mediante presentara como el mejor “ejemplo” de modelo económico, modelo que terminó con la mas grave crisis institucional y económica en la  historia de nuestro país". 
 
"Un posicionamiento de tal naturaleza con respecto a la Argentina constituye no sólo un nuevo error del FMI sino también un claro ejemplo de trato desigual y de doble estándar de este organismo en su relación con ciertos países miembros. Este es el mismo Fondo que se muestra complaciente con declaraciones inexactas de datos y con fallidas políticas que condujeron a la crisis global. Un FMI que incluso siendo conciente que sus recetas no funcionan no se arrepiente de sus prescripciones", subrayó el Palacio de Hacienda. 
 
"Cuando se desplomó la economía en el año 2001, y el país se quebró institucionalmente, la Argentina fue abandonada y el FMI se retiró. Argentina salió de la crisis sin la asistencia del FMI y canceló su deuda totalmente con este organismo para no aceptar las condicionalidades que sus políticas imponen", agregó la cartera. 
 
"Luego del default soberano mas importante de la historia, la Argentina reestructuró más del 92 por ciento de su deuda, y sólo en el año 2012 canceló deuda con el sector privado por más de 11.260 millones de dólares estadounidenses", precisó Economía. 
 
A renglón seguido enfatizaron que "la lógica es evidente: este desendeudamiento de la Argentina ha sido y es un “mal ejemplo” para el sistema financiero y tiene que ser corregido". A lo que agregaron que "la política de endeudamiento que propone el FMI termina en un circulo vicioso de exclusión social, empresas quebradas y desocupación como la que hoy se ve en varios países de Europa". 
 
"Esta fue la política que el Fondo avaló en la Argentina con el Blindaje y el Megacanje y que solo sirvió para fugar divisas del país. La contracara de esas políticas es un modelo de crecimiento con inclusión social que hoy permite que la Argentina tenga 6.9% de desocupación, que haya duplicado su PBI en los últimos 10 años, que se haya vuelto a industrializar ostentando hoy el PBI industrial per capita mas alto de su historia, que registre superávit comercial, y un sistema financiero robusto que hace que los bancos argentinos sean los que mas ganan en la Región", subrayó la cartera de Hacienda. 
 
En lo que respecta al informe dado a conocer esta tarde por el FMI, Economía recordó que Argentina ya impugnó en su momento los sustento en los que se basa la decisión y que "es sorprendente que lo que debería ser la conclusión de un trabajo cuidadosamente elaborado, apoyado en fundamentos y documentación, y esencialmente basados en hechos, se presenta como un “dogma de fe” que no responde a mínimos parámetros en su construcción y argumentación científica". 
 
También sostiene que "no puede dejar de señalarse que a falta de argumentaciones en tan breve informe la palabra “correctiva” se menciona en 68 oportunidades, evidenciando el animo sancionatorio de castigo al país que ha logrado sin acceder a los mercados financieros internacionales honrar su deuda, quebrando la lógica del endeudamiento permanente de países y sus pueblos". 
   
También recalcan que en el informe "nunca se citan antecedentes o referencias a trabajos internacionales similares" y se pregunta si "¿Acaso el FMI ignora que muchos países modificaron, por ejemplo, la medición del desempleo? y que otros han cambiado los productos de su IPC varias veces, e incluso las metodologías de sus mediciones, de forma tal que si se utilizasen las anteriores sus índices serían tres veces superiores a los actuales?". 
 
La cartera de Economía adelantó que a causa de esta decisión pidió la concreción de "una reunión extraordinaria de la Junta de Gobernadores del FMI, examine la política del organismo hacia nuestro país y su actuación en el origen de la crisis económica y financiera mundial". 
 
Afirman que "la Argentina –tal cual fuera acordado con el FMI- continuará trabajando en la mejora de los procedimientos estadísticos de acuerdo a las buenas prácticas internacionales. En esta dirección, el 18 de marzo de 2012 se comenzó a desarrollar la Encuesta General de Gastos de Hogares que durante un año calendario permitirá relevar en los hogares argentinos de todo el país la composición de su gasto". 
 
Con esta información se construirán los ponderadores de gastos que permitirán entre otros elementos la puesta en marcha del nuevo Índice de Precios al Consumidor Nacional Urbano cuyo cronograma fue consensuado oportunamente con las misiones técnicas del FMI y que comenzará a reemplazar al IPC GBA en el último cuatrimestre del corriente año. 
 
"Por lo tanto, la recomendación del FMI está totalmente descontextualizada no sólo de la real situación económica, financiera y social de la Argentina y del mundo, sino que además resulta absolutamente contradictoria con el conocimiento que el Staff posee acerca del trabajo que se está realizando, por primera 
vez, en nuestro país en materia de estadísticas que comprendan y describan científicamente", concluye el comunicado.
 
COPYRIGHT © 2011
Secretaría de Comunicación Pública