21.10.2014 18:37 (GMT -3)

Buscar

Presidencia - 30 de noviembre del 2012

Unasur aceptó la propuesta Argentina de realizar una reunión extraordinaria en febrero en Lima para tratar cuestiones financieras clave

La Argentina propuso, en la cumbre de la Unasur que se desarrolló hoy en Lima, Perú, realizar en febrero próximo en esa ciudad una reunión extraordinaria para tratar cuestiones como la reestructuración de las deudas soberanas y el papel de los fondos buites, anunció Boudou.

Para ese encuentro en febrero próximo, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner propone que se analicen temas como la reestructuración de las deudas soberanas, la posibilidad de controlar o eliminar los fondos buitres, la resignificación del CIADI y reveer el papel de las calificadoras de riesgo, entre otros puntos.

Boudou, quien representó a la Presidenta en la reunión celebrada hoy –no pudo concurrir por problemas de salud-, también informó que todos los miembros de la Unasur coincidieron, en el documento final firmado, en “rechazar” la realización de un eventual referéndum en las islas Malvinas y sus resultados.

“Esto es un éxito político de la Presidenta y de todo el pueblo argentino”, afirmó Boudou en conferencia de prensa, al informar sobre los resultados de la Cumbre de jefes y jefas de estado del mecanismo sudamericano.

El Vicepresidete dijo que frente a la crisis de los países desarrollados, “las naciones de Sudamérica marcan la diferencia, y por eso nuestros países crecen más rápido que el promedio del mundo, con liderazgos como el de Cristina Fernández de Kirchner, quien trabaja muy fuerte para nuestro país”.

Señaló que respecto del tema Malvinas hubo “un rechazo explícito de la Unasur a cualquier cuestión que tenga que con la autodeterminación o el referéndum que se plantea, y con los eventuales resultados del referéndum”.

“Esto –agregó- es muy importante porque reafirma la posición argentina y la de las Naciones Unidas”.

Explicó que otro de los temas fundamentales tratados fue el de “los famosos fondos buitre” y el carácter “desestabilizador” de las calificadoras de riesgo, que empujan la “ruina incluso para los países centrales, porque no pagan impuestos en ningún lado” ya que tienen sede en los paraísos fiscales.

Dijo que se habló sobre las dificultades de los países para “llegar a acuerdos voluntarios con sus acreedores, como lo ha hecho exitosamente la Argentina con el 93 por ciento” de ellos.

“Hay una mención explícita en el Documento Final de la Unasur a la necesidad de limitar el accionar de los fondos buitres”, agregó.

Informó que además “hemos traído un mensaje de la Presidenta  respecto de las finanzas internacionales, tiene que ver con la nueva arquitectura financiera internacional”

En ese sentido, puntualizó que “hemos traído una propuesta concreta aquí que tiene que ver con cuatro ejes: el primero, es la necesidad tener mecanismos o principios generales  para la reestructuración de las deudas soberanas, y el segundo, tiene que ver con la resignificación del CIADI y  la necesidad de buscar mecanismos alternativos, porque este es un mecanismo que no da respuestas equitativas sino que siempre se basa en conceptos a favor de las empresas trasnacionales trasnacionales”.

Dijo que el tercer punto propuesto por la Presidenta es “la necesidad de rever los tratados bilaterales internacionales y los mecanismos de ultractividad de los mismos” y “el cuarto y tal vez el más central, es la necesidad urgente de rever el rol de las calificadoras de riesgo en érminos de sistemas financieros internacionales”.

Para abordar esos cuatro puntos es que la Presidenta, dijo Boudou, “propone una reunión extraordinaria en febrero próximo, en el marco de la Unasur, para dar respuesta a esos puntos concretos, que no sólo sean retóricas”. Se hará en Lima y será convocada por el presidente del Perú, Ollanta Humala, precisó.

Destacó que las calificadoras de riesgo “fracasaron” porque “son causa de las crisis financieras internacionales, como quedó demostrado con las subprime de créditos hipotecarios en Estados Unidos o en la crisis financiera y económica de Europa”.

Puso como ejemplo  la actitud de la ANSES, cuando en el 2008 la firma General Motors intentó hacer una inversión importante en la Argentina, pero el sistema de calificadoras lo desaconsejaron. Dijo que como se trataba de un proyecto importante, que generaría fuentes de trabajo, crecimiento económico y exportaciones del nuevo producto –el auto Agile- ANSES decidió financiarlo y aportó unos 200 millones de pesos.

El proyecto se concretó luego de la aprobación de calificadoras independientes de la Universidad de Buenos Aires, fue exitoso, y la General Motors pagó el préstamo incluso con multa por haberlo cancelado anticipadamente recordó.

“Creo que en la Unasur vamos a ir muy rápido, muy fuerte en ese sentido a partir de la propuesta de la presidenta” Cristina Fernández de Kirchner.

El vicepresidente Amado Boudou también mencionó, entre los resultados de la Cumbre en Lima, el éxito de Colombia en la lucha contra el narcotráfico y el agradecimiento de su presidente, Juan Manuel Santos por la colaboración de la Argentina y en particular por la detención aquí de uno de los principales cabecillas de ese crimen organizado.

“En definitiva –sintetizó Boudou- fue una reunión en la cual se tocaron todo un conjunto de temas para trabajar en esta patria grande sudamericana que estaba en la mente de nuestros padres fundadores y recién 200 años después los líderes de nuestros países lo están poniendo en marcha”.

También destacó los mecanismos que ya se ponen en práctica de que sean los propios miembros de la Unasur que envíen observadores a las elecciones de los países de la Región, y que se avanzó en “la reafirmación de los derechos humanos” en base a propuestas del presidente de Ecuador, Rafael Correa, para que mecanismos de la Unasur complementen o mejoren la labor que en ese sentido hace la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de la OEA.

Fotos

Amado Boudou
OTRAS FOTOS
COPYRIGHT © 2011
Secretaría de Comunicación Pública