23.10.2014 02:56 (GMT -3)

Buscar

Seguridad - 04 de junio del 2012

Crean un Centro de Entrenamiento y Doctrina Policial

El Ministerio de Seguridad creó la División Centro de Entrenamiento y Doctrina Policial, a fin de lograr una fuerza eficiente, que actúe conforme a doctrinas, técnicas y prácticas comprometidas con la plena vigencia de los derechos humanos, de acuerdo a una resolución publicada en el Boletín Oficial

El Ministerio de Seguridad creó  la División Centro de Entrenamiento y Doctrina Policial,  cuya misión será la de elevar la calidad profesional de las prácticas policiales, en sus diversos contextos de actuación, mediante la formulación y sistematización de doctrina, y la capacitación orientada al desarrollo de las competencias necesarias.

Lo dispuso por Resolución Nº 475/2012 publicada hoy en el Boletín Oficial, para lo cual  instruyó al Jefe de la Policía Federal Argentina a crear dicha división, dependiente de la Dirección General de Instrucción.

La División se vinculará académicamente con el Instituto Universitario de la Policía Federal, a través de la Unidad Académica Formación Profesional y Permanente.

Serán objetivos del Centro de Entrenamiento los siguientes:

- Formular doctrina y desarrollar materiales de apoyo a la formación respecto de las acciones de actualización profesional y entrenamiento especializado que implemente.

- Desarrollar un sistema dinámico y permanente de entrenamiento en competencias policiales básicas, que alcance a todo el personal —oficiales y suboficiales—, abordando prioritariamente los siguientes ejes estratégicos de formación: uso de la fuerza de acuerdo con los estándares internacionales de derechos humanos; bioseguridad y primeros auxilios; comunicación y herramientas para el abordaje de conflictos; aspectos táctico-operativos de los procedimientos policiales más habituales.

- Desarrollar actividades de actualización profesional que respondan a las necesidades de contexto, en función de las prioridades definidas por las políticas de seguridad.

- Desarrollar programas específicos de entrenamiento especializado.

- Asistir a la Dirección General de Instrucción en la fiscalización de las acciones de actualización y capacitación específica que se realizan en dependencias descentralizadas de la Policía Federal Argentina.

El cuerpo de capacitadores e instructores que desarrollará las acciones comprendidas en el plan de capacitación y entrenamiento deberá contar con título habilitante o mérito equivalente que demuestre la idoneidad necesaria para el abordaje de la temática que se trate, de acuerdo con los criterios establecidos por el Ministerio de Seguridad.

Cuando los programas de formación impliquen preparación física intensa, resistencia y/o desarrollo de masa muscular, la planificación de las actividades deberá estar a cargo de médicos deportólogos, correspondiendo ser llevada a la práctica por profesores de educación física en todos los casos.

La Dirección Nacional de Formación y Capacitación será la dependencia encargada de controlar y supervisar las acciones del Centro, integrándolas con el conjunto de planes, programas y contenidos de actualización profesional, capacitación y entrenamiento especializado que realizan otros Cuerpos Policiales y Fuerzas de Seguridad.

Hasta tanto se cuente con una infraestructura edilicia propia, necesaria para la puesta en marcha del Centro, las acciones de actualización profesional y entrenamiento se realizarán en la Escuela de Cadetes de la Policía Federal  “Crio. Gral. Juan Ángel Pirker”.

En un plazo no mayor a 15 días corridos desde la notificación de la resolución, el Jefe de la Policía Federal,  a través de la Secretaría de Coordinación y Formación,  las demás medidas y disposiciones internas necesarias para el adecuado funcionamiento de la dependencia creada por la presente norma.

La resolución lleva la firma de la ministra de Seguridad, Nilda Garré,  y en los considerandos expresa que la cartera de Seguridad  ha impulsado distintas medidas tendientes a definir los propósitos de la formación del personal policial, las características que ésta debe tener y las condiciones en las que se desarrolla el proceso formativo, con el objetivo de contribuir a la profesionalización de la gestión de la seguridad pública y ciudadana.

Pone de relieve que para lograr una fuerza civil profesional y eficiente, que actúe conforme a doctrinas, técnicas y prácticas comprometidas con la plena vigencia de los derechos humanos, las acciones de actualización y capacitación policial deben ser planificadas estratégicamente, e implementadas y evaluadas de manera sistemática por un equipo profesionalizado en la materia.

Dicha planificación –agrega- debe surgir de las políticas y prioridades fijadas por el Ministerio de Seguridad y agrega que para enfrentar nuevos desafíos se deben desarrollar estrategias y prácticas innovadoras que requieren de un entrenamiento especializado del personal policial involucrado, tanto oficiales como suboficiales.

El personal policial –agrega- debe contar con un reentrenamiento periódico, sistemático y permanente que permita elevar la calidad profesional, a través de la modernización de enfoques y de criterios comunes de actuación que coadyuven a maximizar la efectividad de las intervenciones.

Destaca que las intervenciones eficientes requieren que tanto el entrenamiento, como las actividades de capacitación descentralizada desarrolladas en dependencias operativas, respondan a los mismos sentidos formativos y estándares identificados para definir la profesionalidad del desempeño, poniendo especial atención a los derechos humanos, la perspectiva de género, la mediación y resolución alternativa de conflictos.

En tal sentido –dice-, resulta necesario establecer un órgano específico que entienda en las tareas de planeamiento, gestión, evaluación y coordinación de los planes y programas de actualización y entrenamiento especializado del personal.

Fotos

Policía Federal Argentina
COPYRIGHT © 2011
Secretaría de Comunicación Pública